Nos han visitado

Etiquetas

jueves, 31 de julio de 2014

JUDÍAS CARILLAS-MUCHACHILLOS CON CHALECO-ALUBIAS

Vamos a realizar la receta más tradicional de otra de nuestras típicas legumbres: JUDÍA CARILLA-MUCHACHILLOS CON CHALECO.
Otros nombres que recibe son: chíchares, frijuelos, alubia ojo negro, alubia ojo de liebre, de ojo de perdiz, fréjol castilla, fesolet, carahota, etc .

El nombre carilla o carita proviene del de judía con careta (derivado del árabe yudiya) y la palabra castellana careta (máscara, antifaz)
Los romanos llamaban "phaseolus" a las legumbres, origen de la denominación catalana de fesolet.

Diccionario de la RAE. Judía Careta:  Planta procedente de China, de la familia de las Papilionáceas, parecida a la judía, pero con tallos más cortos, vainas muy estrechas y largas, y semillas pequeñas, blancas, con una manchita negra y redonda en uno de los extremos.
La mayoría de las variedades de judías provienen de Sudamérica, pero en concreto, la variedad de judía carilla, tiene su origen probablemente en Asia, ya que una variedad semejante era conocida por griegos y romanos.
La carillas se consumen principalmente guisadas o en ensaladas. En Extremadura es tradicional el guiso de judías, acompañado de un cundío principalmente de partes del cerdo, como no podía ser de otra forma.
Añadir vinagre a las legumbres: Es costumbre añadir un chorro de vinagre de vino en los platos de legumbres (judías, potajes, lentejas, habichuelos blancos,...) Se ha demostrado que el vinagre altera el PH gástrico y mejora la digestión.
La etimología de muchachillos con chaleco no hemos podido determinarla.

GUISO DE JUDÍAS CARILLAS- MUCHACHILLOS CON CHALECO:


INGREDIENTES:

  • Judías carillas. (un puñado por persona)
  • Un trozo de chorizo.
  • Costilla o hueso de cerdo.
  • Un trozo de tocino fresco de cerdo.
  • Un trozo de pollo.
  • Una guinda roja seca.
  • Una hoja de laurel.
  • Un guinda roja fresca.
  • Media cebolla.
  • Uno o dos tomate.
  • Dos ajos.
  • Aceite de oliva.
  • Agua y sal.

ELABORACIÓN:

  • La noche anterior, ponemos al "mojo" las judías con agua fría.
  • En una olla, añadimos las judías, el chorizo, el tocino, la carne, la guinda seca y la hoja de laurel. Cubrimos de agua y ponemos a cocer.
  • Dejamos cocer a fuego lento sobre una hora, hay que comprobar que las judías están blandas y que tenemos suficiente agua.
  • Cuando están blandas las judías, troceamos la guinda fresca, la media cebolla y los tomates y ponemos a freír en una sartén con aceite de oliva y un poco de sal. En un mortero machamos dos ajos con un poco de sal; sacamos de la olla la guinda roja y también machamos. Añadimos el machado a la sartén y pochamos junto con la guinda, la cebolla y los tomates.
  • Añadimos el sofrito (guiso) a la olla y cocemos de nuevo a fuego lento, por lo menos, otra media hora. Corregimos la sal durante la cocción.
  • Apartamos ya disfrutar.


¡BUEN PROVECHO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada